lunes, 27 de octubre de 2008

DE MIL MANERAS...

Avanza el mes de Octubre muy rápido...y en estos días he tenido que ajustar el reloj de mi cocina y un par de ellos más en mi casa, ya que tenemos el nuevo horario de otoño-invierno.
La niebla densa, hoy, no me ha dejado ver casi nada, apenas los árboles de mi patio, los castaños donde suben mis gallinas para dormir....y poco más. No ha parado de lloviznar y algunos ratos la lluvia ha golpeado muy fuerte el tejado de mi casa, del Roble.
Casi todo el mes ha transcurrido así, lloviendo, con bruma, nublado...aunque el sol ha salido tímidamente algunas mañanas invitándonos a pasear para disfrutar de la belleza que nos rodea...y este sábado fue un día de ésos, de invitación al paseo, y lo hice con mis nietos pequeños y mi familia, por los alrededores, en el monte de Agua García.

preparados

Cruz de Fune

Además de pasear llevaba otro objetivo en mente, era inspeccionar el terreno, mirar el suelo con detalle y descubrir y recoger algunas setas si las encontrábamos; las que yo conozco bien.

Adar mirando setas

Para ello llevábamos los útiles necesarios: cesto, navaja,... y cámara fotográfica para no perder la ocasión de captar cualquier sorpresa que nos deparara el paseo.

enormes

con espinas

ramaria

Con luz del día.

¡Qué pena! el cesto regresó vacío; ninguna seta que preparar en mi cocina...y una tarde muy desapacible en cuanto al tiempo, pero todos nosotros, y especialmente los pequeños, disfrutamos muchísimo del paseo otoñal.
Con mi cámara si capté buenos recuerdos de la caminata mañanera. Diferentes setas aparecieron aquí y allá, y alguna era comestible...¡vendrán días mejores desde el punto de vista culinario!

boletus

Aunque en una de mis anteriores entradas dediqué unas lineas sobre cómo preparar los nízcalos de forma sencilla y muy ricos y cómo la pregunta más frecuente de muchos de mis amigos es: ¿cómo se preparan las setas?; hoy quiero añadir una receta de las mil maneras que pudieran prepararse .
Aunque yo no soy experta en la cocina, es una receta sencilla de hacer y muy agradecida.
Se trata de un "revuelto de setas con almendras o castañas".
Primero limpiar bien las setas que hemos recogido, comestibles y bien seguros, y trocearlas no muy pequeñas.
Pelar las almendras o castañas escaldándolas en agua hirviendo unos pocos minutos (si son castañas un poco más). Dorarlas en aceite de oliva hasta que queden crujientes. En el mismo aceite echar una cebolla grande que hemos picado en juliana o a cuadritos hasta que se dore.
Reservar estos ingredientes y poner en la sartén las setas troceadas que podrían ser boletus, tricolomas, rebozuelos,... e incluso níscalos con unas gotas de aceite a fuego lento para que suelten todo el líquido que llevan las setas, y una vez conseguido y desaparecido éste, añadirle una pizca de sal y tres o cuatro huevos, mezclándolo todo bien a fuego medio hasta que cuaje.
Las cantidades siempre las he resuelto a ojo, la misma de setas que de cebolla, que de almendras o castañas y los tres o cuatro huevos, según sean las anteriores cantidades, y un vasito de aceite.
Más adelante añadiré otras recetas que yo he elaborado a través de los años que llevo recolectando setas , sin pretender ser una maestra de la cocina, pero que he resuelto de manera más o menos airosa con los mios y mis amigos.

8 comentarios:

Dácil Melgar dijo...

Pero que nietos tan guapos tienes!!!...jeje!!!.Las fotos están preciosas. Aver si nos vas deleitando con más recetas de vez encuando.

El extraño desconocido dijo...

Hola!

muy específico tu blog, pero se nota que hay mucho trabajo en él, me ha gustado mucho. Saludos y sigue con ello!

Luisa dijo...

Extraño desconocido: Was machen Sie in Deutschland?
Perdona pero no sé mucho más en este idioma.
Gracias por tu comentario, y no dejes de practicar "la petanca " en cualquier parque. Ayuda mucho a estar en forma.

antonio dijo...

Con esos aprendices seguro que pronto llenaras la cesta de setas, de todas formas esos paseos por el monte no dejan de ser gratificantes, aunque no se consigan setas para el almuerzo. Paciencia que ya iran saliendo.

montse rodriguez dijo...

muy bonito el comentario,parece que estoy con ustedes recogiendo setas,me has teletrasportado al monte . besos montse .me encanta

Beli ronda dijo...

poco a poco, va llegando la temporada "alta" verdad?......los ayudantes seguro que son mágníficos....oye ¡están enormes!.
Un besito enorme desde Ronda para todos

Lucy Catira dijo...

QUe hermoso relato.Realmente uno lo vive según va leyéndolo, describes a la perfección el ambiente y el sentir....las bellas y bien tomadas fotos ayudan a sentirse uno en el lugar, me ha dado un poquito de envidia sana, así que cualquier día me uno a vosotros en esos largos paseos o a tu paraiso al calor del hogar.A ver esos querubines ayudando a los yayos y poderles ver en vivo y en directo.

luscus dijo...

Pues la verdad que nunca he provado las setas de esa forma que describes, pero tiene una pinta estupenda, las próximas que encuentre las prepararé de esa forma. Gracias por la receta.