sábado, 26 de julio de 2008

GRACIAS, ROBLE.

Pocos robles hay en nuestra isla y soy una privilegiada cuando puedo poner en el rótulo de mi casa "EL ROBLE".
En el centro de mi patio se alza uno con más de 150 años que da sombra en verano a toda la casa y al patio.
dscf0038

dscf0013
La casa también es centenaria, en ella hace más de siglo y medio aproximadamente vivía una familia de humildes labradores con numerosos hijos , cuyo trabajo en aquellos años era: "la custodia y guarda del monte que les rodeaba".
El roble está esbelto, con más de 15mts. de altura, con un tronco fuerte, recto y grueso, con cicatrices de los años, y muy generoso soporta miles de hojas que dan sombra en verano y que en el invierno dejan penetrar el sol entre sus ramas para calentar e iluminar el lugar.
En sus ramas en primavera anidan pajarillos que repiten la puesta de huevos cada año. Y otros pequeños animalitos que apenas si se pueden observar viven en sus huecos y cicatrices...y los líquenes también viven indicando la cara norte humedecida por los alisios y decorando de tenues verdes sus ramas y el grueso tronco de este roble.
Que sirva de ejemplo este roble, pero en sus alrededores hay otros árboles que también sirven de pulmón, y que dan sombra y energía a nuestro monte. Es el pino canario, el drago, el laurel, el castaño, el pinsapo, la palmera canaria , la camelia, y frutales.... y pequeños arbustos.
dscf0015

dscf0019

dscf0017
Todos enriquecen el suelo, y están adaptados a la altura sobre el nivel del mar, y a los vientos alisios que los refrescan por las tardes, en los días más calurosos del verano.
dscf0020

dscf0028

dscf0030
En el monte, bajo las hojas secas y ramas caídas, en verano vemos poca vida, pero sabemos que pronto cuando lleguen las lluvias y los días grises y húmedos aparecerán ante nuestra mirada esos pequeños seres, asomando sus sombreros tímidamente entre las hojas muertas o la pinocha: las setas.
Tenemos que cuidar más de nuestros árboles porque son ellos los que nos dan sombra, vida, cobijo....y energía.
A todos los árboles de mi casa, a los del monte de Agua García y en particular al roble, quiero dedicar esta entrada, todos ellos merecen estar presentes en mi rótulo, pero quizás el más anciano y cercano es EL ROBLE.

4 comentarios:

dacil melgar dijo...

El pino canario está enorme. Todavía recuerdo con la ilusión que lo pusimos una Navidad como árbol en Bajamar. Espero que también llegue a centenario para que lo vean mis nietos.

Vanesa dijo...

Oye!! que pijas te ha quedado la entrada, y las fotos!!! aguita!!! me ha gustado mucho...

besotes!!!
Vanesa Sierra
Mis deseos más dulces

Lucy Catira dijo...

Que hermosura de narración!!! no te ha faltado un ápice de realidad, y que ternura llevan tus palabras, bueno, tus letras. Si, si señor, una entrada preciosa y las fotos para que decir!!!, tengo que ir pronto para relajarme entre ese vergel. Que bonito tienes todo, no había visto la casa pintada de ese color, le queda muy bien, muy cálido.Enhorabuena, querida amiga!!!. Un fuerte abrazo a los dos, mas un besote para ti.
PD No me puedo creer que el pino que dice Dacil es el que luego plantaste y tienes ahí!!!! Esoooo como una buena profesional!!!Que mano tienes mija! .

Fran dijo...

Me ha gustado mucho las fotos y los comentarios. Fran y Montse